Tipos de combustible para calderas de biomasa

En el nombre biomasa está su significado: material biológico (en su mayoría plantas en este caso) en grandes cantidades (masa). El combustible de biomasa utiliza la energía de las plantas y la convierte de manera que se pueda usar para generar energía.

Wood-Pellets-2
Las estufas de biomasa pueden emplear diferentes productos para producir energía. Conoceremos los tipos de combustible más consumidos en las calderas y estufas de biomasa.

Pellets
Provienen de los desechos de la industria maderera, como el serrín. Se comprimen y transforman en pequeños cilindros de tamaño más o menos uniforme. De ellos se espera una potencia calorífica de alrededor de 4,9 kWh por kilo por lo que deben tener un sello de calidad (ENplus A1, ENplus A2 y DINplus). Por la facilidad a la hora de encontrarlos en comercio, su precio, comodidad, almacenamiento son los más demandados.

Briquetas o troncos
Cilindros de biomasa, de unos 50 cm de largo y unos 10-15 cm de diámetro. Existen dos opciones, que sean de material orgánico prensado o simplemente tronquitos de madera cortados a las medidas apropiadas. Como máximo deben tener 20% de humedad. Si se encuentran húmedos, provocarán hollín y alquitrán, pudiendo causar peligro de incendios de combustión.

Astillas
Suelen tener una longitud de alrededor de 30 mm y no deben tener más de un 30% de humedad. Al igual que en los briquetas o troncos, a la hora de humedecerse causan problemas de combustión y se reduce su efectividad. Al tener un proceso de producción más sencillo es más económico que el pellet.

images
Hueso de aceituna
Es un buen recurso, a buen precio, en regiones productoras El hueso de la aceituna es un residuo que proviene de la industria olivarera la cual está muy presente en España ya que hay miles de hectáreas plantadas con olivos. Su alto poder calorífico le hace un material muy apropiado para la producción energética. Únicamente se realiza un secado al hueso para poder reducir así su humedad y aveces se le somete también a un triturado, este método también se emplea en la fabricación de pellets.

Cáscara de almendra
Otro residuo habitual en zonas de elaboración. Se puede usar directamente, entero, en calderas o estufas convencionales, pero también se encuentra granulado.

Miscanthus
Hierva de origen asiático, de rápido crecimiento. Se cultiva como cualquier otro cultivo convencional con la ventaja de que no necesita fertilizantes y pesticidas. Tiene una alta capacidad calorífica (3,6 kWh por kilo) pero con el inconveniente de que su menor densidad hace que las necesidades de almacenamiento sean algo mayores. Sin embargo, también se pueden fabricar pellets con ella.

Finalmente podemos ver que nos encontramos con muchas opciones. Depende de tu precedencia te puede interesar una u otra. Si te encuentras en una zona donde abunde la producción olivarera, el hueso de aceituna será tu mejor opción. Si por el contrario vives cerca de zonas forestales, fácilmente encontraras pellets, astillas o briquetas. Asimismo tienes que considerar el tipo de caldera o estufa que vas a requerir y valorar cuál va a ser la más adecuada y ajustada a tus necesidades y economía..

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*